La DFS también espió a Chabelo y Luis de Alba

Década de los 70. El gobierno federal elaboró un expediente sobre las reuniones del sindicato de actores y su disidencia.

El gobierno federal no solo espió a figuras políticas, empresarios y narcotraficantes en la década de los 70. También siguió a la farándula.

La Dirección Federal de Seguridad (DFS), a cargo de Javier García Paniagua en 1977, dio seguimiento puntual al conflicto que se vivía en la Asociación Nacional de Actores (ANDA).

Diversos reportes contenidos en el expediente de Xavier López Rodríguez, Chabelo, entonces secretario de prensa y difusión del sindicato actoral, dan cuenta de las reuniones de los sindicalizados en la sede de la ANDA, como los de la disidencia, encabezada por Enrique Lizalde, en los teatros teatros Fru-Frú, Jorge Negrete y el Café Colón.

Luis de Alba aparece en el expediente, ya que era el secretario de la Comisión de Honor y Justicia de la asociación.

El intento por crear un nuevo sindicato independiente motivó a quien era secretario general de la ANDA, Jaime Fernández, a reunirse con el entonces presidente José López Portillo para que interviniera.

Además, en las asambleas se proponía a Mario Moreno, Cantinflas, como mediador en este conflicto.

El expediente de Chabelo forma parte de las versiones públicas resguardadas por el Archivo General de la Nación (serie DFS, legajo 1, foja 19), elaboradas por agentes de la extinta Dirección Federal de Seguridad durante 1977.

El primer reporte se refiere a una reunión en el Teatro Jorge Negrete por el entonces dirigente de la ANDA, Jaime Fernández, donde el secretario del Interior y Exterior de ese sindicato, Manuel Garay, presentó su renuncia, sin que fuera aceptada, como una forma de “lograr mayor unidad entre los actores” .

Se habla de la existencia de un grupo disidente que, a decir de Garay, “critica al comité ejecutivo de la asociación, pero que no aporta nada efectivo a favor de la misma”. En esa asamblea Javier (sic) López “es nombrado de forma provisional como secretario de Prensa y Propaganda, y Luis de Alba, como integrante de la Comisión de Honor y Justicia, según el informe.

Alfonso Zayas, quien en la década de los 80 encabezó una serie de películas de albures y ficheras, pidió en ese encuentro que se llamara a la unida a los disidentes. De Alba, quien un año después hizo su propio show de televisión, El mundo de Luis de Alba, acudió a la reunión de un grupo de actores, mismos que señalaron que “los disidentes están desorientados, además de que Enrique Lizalde (actor de cine y televisión) los está engañando, porque no podrá cumplir lo que ofrece”.

Por ello, se sumó a la petición de que Cantinflas y de Rodolfo Echeverría Álvarez (fundador del llamado Teatro Universitario, cuyo nombre artístico era Rodolfo Landa), “lograran la unificación de la ANDA.

El expediente concluye con un reporte sobre la reunión de la disidencia el 26 de agosto de 1977, en la que Lizalde informó que se nulificaba el paro acordado.

Y ADEMÁS

PIDIERON A LA STPS INTERVENIR

El expediente detalla además los encuentros del entonces líder de la ANDA, como del grupo disidente encabezado por Enrique Lizalde, con el entonces secretario del Trabajo y Previsión Social, Pedro Ojeda Paullada, para solicitarle su intervención.

También refiere la conformación de un grupo integrado en la disidencia por Lyn May, Sergio Corona y Ofelia Medina “para que entrevisten a los actores de teatro de revista y cabaret y los orienten sobre la situación que prevalece y los caminos a seguir para afiliarse a ese movimiento”.

INTERFOQUE con información de Milenio
 

(5)

Redacción PincheLunes

Personas realmente molestas con este país y el mundo

También te podría gustar...

error: Hola =) Mejor navega un poco mas.